Juana Rivas – La conquista de la serenidad

“La verdad me duele, sí,
pero la mentira me mata, sí.”

Nóel Odanen, autora española

LA RESILIENCIA por NóelOdanen

Granada, España

La quieren obligar a dar lo que es suyo. La quieren obligar a dar lo que es suyo.

Sí, lo escribí dos veces, con toda la aspereza que sale de mi boca al seguir a esta madre y su coraje por ¡quedarse con lo que es suyo!

Juana es una persona valiente, que únicamente aspira a ¡quedarse con lo que ella trajo a este mundo!

Con MENTIRAS le quieren quitar a sus retoños. Con mentiras, pues las personas narcisistas no saben usar otras tretas que las mentiras incansables. Las mentiras de mi ex me matan por dentro. Las mentiras del ex de Juana, la matan por dentro. Cómo ser fuerte entre las garras de un narcisista te lo comparto aquí

¿Es que es tanto pedir que nos dejen vivir con lo que nosotras trajimos al mundo?, …lo cual amamos tanto como para quedarnos “a pesar de”, irnos “a pesar de”, iniciar campañas en GoFundMe, darnos a conocer públicamente y llorar con el lápiz o el micrófono hasta quedarnos muertas emocionalmente…

…para luego despertar la leona dentro de nosotras y ¡buscar soluciones!

Nóel Odanen, resiliencia, desata tu pasión, autora, libros, superación, pasión, león, nonica, madre, peleona

 

 

¡Alterar el sistema establecido! ¡Gritar con todas nuestras fuerzas de madre que nos dejen a nuestros hijos! ¡Que lo que es de nuestra carne es de nuestra carne! ¡Así, sin más! Que un padre ausente y malo no sustituye una madre presente y buena. ¡No sustituye a una madre! ¡Nunca!

 

 

En Berlín, de la boca de una niña de la misma edad que mi hijo, escuché un día la verdad en todo su esplendor. No hice caso ni me la creí. Creo que al cabo de un año puedo atisbar la oleada de verdad de sus palabras:

-Pero, ¿por qué lloras?, si él va a volver.

Por supuesto no es fácil. Por supuesto que está la mente y el ego atosigándonos con el sufrimiento. El “yo” es el que se siente amenazado. Hay mucha tensión en nuestra cabeza y corazón cuando pierdes a alguien a quien no le había llegado aún la hora de marcharse de nuestro lado. Todo ocurre tan rápido. Y encima si no sabes bien a dónde fueron a parar tus hijos… Somos como títeres. Nos tiran de un hilo y hay una reacción.

Aquello a lo que resistimos persiste. Eso está más que probado por cada uno de nosotros. La renunciación tampoco es la solución. La clave para esto es mirar a través de ella. ¡Comprender su verdadero valor! Una pérdida, explica Anthony De Mello en su libro ¡Despierta!, es una oportunidad de tener esa experiencia, que puede convertirse para mí, como lo fue para Buda, en una iluminación. No es cuestión de intentar cambiar las circunstancias o a las personas que nos irritan sino de encontrar la paz y la serenidad en nuestro interior, sin importar lo que esté ocurriendo a nuestro alrededor. ¡Elige poner tu serenidad por encima de todo, querido lector! ¡Elige sentirte bien por encima de todo!

¿Difícil al principio? Sí. ¿Imposible? No.

Yo lo practico. Me derrumbo algunos días, sí, pero es maravilloso volver a la realidad con un beso, un atardecer, unos vinos con las amigas para re-aprender que la realidad es lo real y la realidad está en continuo cambio, es dinámica, viene con todo. ¿Qué es la realidad? Es el ambiente que te rodea. El mundo de la realidad es real. El mundo de la mente no es real.

Fíjate. En el atrio del templo de Santa María de la Asunción, a 12 km de la ciudad de Oaxaca rumbo a la zona arqueológica de Mitla está el Árbol de Santa María el Tule. Pertenece a la familia de los ahuehuetes y sobrepasa la edad de 2,000 años.

¡¡¡¡2,000 años!!!!!

¿Tú sabes todas las personas que se habrán cobijado bajo su sombra? ¿Lo que habrá visto? Acepta a todos y todo, lluvia y calor incluídos. Tiene un diámetro de 50 metros con una circunferencia de 45 m. ¡Pueden abrazarlo 30 personas!

Te comparto una frase de Giulio Cesare Giacobbe de su libro “Cómo Convertirse En Buda En 5 Semanas” respecto a la presencia en la realidad que, al menos a mí, me devuelven la sonrisa a mis labios cada vez que pienso en ella. Dice así:

“Múestrame la mano en la que tienes tu sufrimiento.”

No hay nada fijo a lo que apegarnos. Acepta y goza lo que hay igual que los niños pequeños. Ellos nos enseñan mucho. Tengo de hecho un capítulo súper interesante sobre las lecciones que nos dan los niños en la Saga LaMalquerida, por cierto. Cómo vivimos es lo que les enseñamos a nuestros hijos también. ¡Animo Juana, estamos contigo! ¡No acaba hasta que ganemos!

Te dejo aquí una canción subtitulada para que veas cómo SÍ ES POSIBLE volver a ser cómo una niña pequeña.

Por clemencia, Juanas del mundo, ¡¡desátense de esos maltratadores hitlerianos!!

►► Nóel Odanen – Autora y filántropa – NO al maltrato. ¡Cambia la opresión en oportunidades! ¡Desata tu #Pasión ! www.noelodanen.com