► Hace tiempo que lo llevo pensando y analizando, y he llegado a la conclusión que hay una capacidad o habilidad de las personas que es imprescindible para vivir al máximo tu vida: valor.

Y mi prima siempre dice: es que tú puedes hacerlo.

Lo único que me decía es que él no sabía hacerlo.

Mi respuesta siempre era…: ¿Tú crees que yo sí?

Lo único que hago es investigar un poco e intentarlo.

Fíjate, no tenía ni idea de cómo compartir piso y lo hice cuando estuve en la Universidad. No tenía ni idea de cómo era vivir en una ciudad y lo hice, no tenía ni idea de cómo reservar un vuelo online y llegó un día que reservé el primero… así con una larga lista, y tú también puedes.

“Porque esa mañana es desprenderse del sueño,
porque esa mañana es la mar sin edad,
porque me llega en etérico viento
y nada en el lecho de mi verdad.”

TIEMPO QUINTO, Nóel Odanen

 

Vamos pues al punto de cómo vivir tu vida al máximo.

He viajado a 22 países. Digo viajado porque eso implica quedarte un tiempo en ellos, interactuar con la cultura y los habitantes del país, aprender la lengua, y comer y mear dónde lo hace la gente local. Lo explico por diferenciarlo de la palabra “turista” que es irte a lugares “turísticos” como dormir en hoteles y bañarte y comer en lugares recomendados. Bueno pues como decía, he viajado a 22 países, he asistido a cientos de conferencias, he conocido a personas de muchísimos rincones del mundo y he leído mil libros más. Desde el pobre al rico, desde la chica al abuelo, desde el perro al gato, todo y todos me inspiran, y esa investigación me lleva a escribirte este post de hoy.

Estos son mis 7 puntos y hábitos. Que cada uno experimente y tenga su criterio, pero, sobre todo, pruébalos por 21 días y luego ya me cuentas y dejas un comentario.

7 HÁBITOS DE ÉXITO

1 – Me río mucho

Nóel Odanen, resiliencia, desata tu pasión, autora, libros, superación, pasión, león, nonica, madre, peleona

El gran Jorge Bucay aceptó mi regalo con tan honesta alegría 😂

Este hábito lo pongo el primero porque es el que más he podido aprender de personas muy entrados en edad que sobrepasan las edades de vida estándar, y, también porque lo he podido corroborar en mi propia vida: reír sienta bien. Reír te sube las endorfinas y la libido. Reír mueve los músculos de la cara de forma relajada en contraposición a forzar el entrecejo y estar fruncido. Reír contagia a las personas positivamente. Reír ejercita tus abdominales…

Y reír es la mejor manera de disipar la melancolía que se instala en nosotros que hemos perdido un ser querido. Un buen vídeo del humorista manchego José Mota, un paseo con tu mascota suelta para verla brincar entre los matorrales como si no hubiera un mañana, una llamada de teléfono con esa persona que tú sabes que te mejora la cara…

2 – Vivo holgada

Nóel Odanen, resiliencia, desata tu pasión, autora, libros, superación, pasión, león, nonica, madre, peleona

Y en verano. En el CECUT (Centro Cultural) de Tijuana, México

Ya sabes que soy minimalista, lo cual es vivir con lo esencial y más preciado. Es decir, no tengo 10 relojes, tengo un reloj Suunto que es sumergible a 100 metros, lo que me permite una vida “holgada” pues ni para ducharme ni para bucear es preciso que me acuerde de quitarlo. Otro ejemplo: leo muchísimo. Leo unos 2 libros por semana más periódicos, blogs y memes sabios ☺. Vivir holgada significa en este ámbito leer libros físicos, comprados, prestados, regalados y devolverlos o regalarlos después, leer en dispositivo digital y compartir con mi gente los libros que más me han gustado. En un cuaderno en blanco anual anoto las cosas, citas y detalles con los que me quiero quedar y todos los años lleno uno. Cuando quiero consultar algo, ya sé en qué anuario encontrarlo.

¿Comprendes lo que quiero decir con vivir holgada? Vivir holgada significa vivir abierta a aceptar todo el amor, todo el bien y toda la abundancia del mundo SIN APEGARME DEFINITIVAMENTE A NADA. Vivir al máximo es vivir despreocupada y acomodada a la vez: lo tienes todo y nada posees, aprovechas al máximo lo que el planeta Tierra tiene por ofrecerte pero no retienes cada concha en tu bolsillo, ¿comprendes?

3 – No me preocupo

I DON’T WORRY ☺ Bueno, esa frase la conocemos todos y aún así hay quien no se aprovecha de ella. ¡Pues cúmplela! Yo no me preocupo. Lo pone en la portada de mi web: No tiene sentido estar infelices por algo que NO podemos cambiar y no tiene sentido estar infelices por algo que podemos cambiar. Eso es vivir la vida al máximo.. Siempre se te irá alguien y alguien nuevo vendrá, así es la vida. Todos estamos aquí de paso y cuando nos vayamos también, nos volveremos a encontrar con ellos o no, quien sabe. El cuerpo se descompondrá. Y nuestra esencia seguirá en otro plano pues eso es lo que nutre la vida: la vida misma. Una planta se muere y nace otra, vinimos sin nada y felices… pues es así cómo deberíamos irnos: sin nada y felices. ¡Y tú lo sabes!

Un bebé no viene al mundo a quejarse de sus muslos o preocupado por si tiene buena cara para recibir a los que le vienen a visitar, ¿si o sí? Y tú fuiste bebé. Viviste tu vida al máximo. En algún momento fuimos niños pequeños y seguimos despreocupados, no conocíamos ni la palabra, hasta que un día adoptamos las PRE-OCUPACIONES de los demás. ¡Olvídate! Es tu deber. Es lo que ya sabías hacer. Vuelve a hacerlo. Teresa de Calcuta dijo que si echas de menos algo que hacías, vuelve a hacerlo.

4 – Dejo ir cosas

Este hábito me encanta y va relacionado con el anterior. ¿Qué tienen en común las personas que viven 100 años? (y no son la dieta sana y el ejercicio). Los investigadores descubrieron en los nonagenarios características como la resiliencia y la capacidad de adaptación ante los cambios. «VENIMOS A DIVERTIRNOS, PERO A MÍ ME TOCA YA ESTAR QUIETECITA» Rafaela Sanz Vargas, Jaray del Campo, 103 años. Dejar ir cosas implica dejar ir personas, dejar ir cosas que se rompen o desaparecen, dejar ir la preocupación por lo que sea que se ha ido o no va según nuestros principios, dejar ir temas, dejar ir conversaciones por no discutir, dejar ir nuestros propios conceptos: “Hoy he cambiado de opinión, un niño me ha abierto los ojos” Miguel Saez Parra, Concentaina, 105 años.

Dejo ir personas también. Hay quien me ha abandonado, hay quien se ha ido, hay quien ya no ha vuelto a escribir… Nos pasa a todos y, por eso mismo, que, como nos pasa a todos, ¡es algo bien común! Entonces, ¿porqué esas personas que se enrabietan .cuando la persona x o z ya no quiere saber nada de ella? Pues déjala irse que otro vendrá… 7.000.000.000 de personas en el mundo y tú ofuscada y fruncida por un pendejo ….😵

Está bien cambiar de opinión. Está bien dejar ir y dejar vivir. Está bien dejar que la vida se ocupe de lo que yo no me preocupo. Está bien que la vida elija que ella sabe más que yo que ha vivido más. ¡Hay tantas cosas maravillosas en el mundo aún por descubrir y hacer!

5 – No retengo basura

Este hábito me encanta y lo aprendí de Nelson Mandela. No retengo basura en mi casa, ni trastos inútiles que no he tocado en un año, no como basura (comida basura, en peligro de extinción o deforestación), no escucho basura (cosas, música, gente, ruidos que me disgustan o sientan mal), no consumo basura (todo lo que te puedas imaginar), no compro basura ( fácilmente rompible, contaminante o inútil) y un largo etcétera que puedes meter aquí a tu gusto. Los viajeros en furgoneta o como mochileros por el mundo también me inspiran en este punto, pues ven tanto mundo, conversan con gente tan dispar que aprenden muchísimo, retienen lo que vale y el resto no pues no hay sitio.

Mentalmente hablando también, pues también hay que vaciar el disco duro mental y actualizarlo al año actual, sino vivimos todavía con paradigmas que aprendimos en el colegio, como, por ejemplo, que a la chica que te gusta hay que ignorarla, y así vamos, que hoy no nos regaláis flores ni poemas por San Valentín. Tengo un chico, por ejemplo, que está enamorado de una amiga mía y la sigue en sus redes sociales. ¡Y ya! 🤦‍♀️

6 – Amo mucho

Bueno, este punto es el diario, es el pan de cada día y de cada evento que doy. Si ya me has conocido podrás dar fe de esto. Amo incondicionalmente todo lo bueno que hay en este mundo. Le he perdonado hasta al abusivo de mi ex que me robara a nuestro hijo y me prohíba a mí y a todos los demás verlo. Si no me crees, aquí está la carta pública titulada “Cómo Ser Fuerte Y Superar Al Narcisista / Maltratador“. Y es que solo soy responsable de mí. Y tú eres responsable de ti. Cómo me comporto es cuestión mía y cómo te comportas es cuestión tuya. Yo soy amor. Punto. Y esa es mi esencia. Y no pienso bajarme de ahí. Voy a morirme pronto, en un día o en 50 años, cuando sea y cuando me toque, eso no lo sé. Lo que sí sé es lo que quiero dejar atrás y es un legado que inspire y sea positivo.

Cuando viajas y no comprendes tantas cosas e idiomas por ahí, te vuelves más curiosa, más niña, más cariñosa con todo lo bello que la vida tiene para ofrecer. Y si alguien está de mal humor, le recuerdo lo valioso que es y le regalo un libro. Así actúo yo. Amo mucho. ♥

7 – Solo hago cosas que me sientan bien

Y todas las cosas son 7, solo hago cosas que me sientan bien. Hubo un tiempo en el que creí que debía cumplir, obedecer y esclavizarme para otros, pero ya no. Yo he sido elegida para vivir. IGUAL QUE TÚ. La vida nos ha elegido para vivir. Entonces, lo único que ella exige de nosotros es eso, vivir. Y vivir al máximo pues todo está a nuestra disposición: el alimento y lo que nos calma la sed, lo que no calienta y lo que nos refresca si hace mucho calor, lo que nos conecta 🤳 y lo que nos permite separarnos… El minimalismo te lleva a priorizar lo que es importante para ti teniendo en cuenta tus habilidades, pasiones y curiosidades.

Vivir al máximo es vivir. Vivir con lo que realmente importa para ti. Sin dañar. Sin apego. Sin exigir. Solo estando en paz con lo que haces y tienes.

#Bendiciones para ti y tu familia

Cómo Vivir Al Máximo – 7 Hábitos de Éxito
0.9 (91.43%) 14 [votes]