“Más vale dominarse a sí mismo

que conquistar ciudades.”

Salomón, rey de Israel, Biblia

La base de todo, tal y como advierte Lao-Tsé, y también otros muchos filósofos, es la de conocerse a sí mismo.

“El que domina a los otros es fuerte;

el que se domina a sí mismo es poderoso.”

Lao Tse, filósofo chino

Y nuestro sueño comenzará a ser una experiencia feliz.

¿Cuándo dejamos de ser niños y empezaron los problemas? Me dijeron que en Bulgaria no hay una palabra para problema, pero si la hay en todos los idiomas que yo conozco. No es bueno reprimir el odio, la culpabilidad o la rabia, querido lector. Eso saldrá luego en un cáncer o de otra forma física. Como una olla a presión que un día explotará. Más bien experimenta el sentimiento. Por circunstancias en la vida que causan dolor, sácalo. Así te liberas. Es como quitar las nubes de un día nublado. ¡Eso es respetarse a sí mismo! Eso es dominarse.

Es así de simple. No estoy diciendo que sea así de fácil, sino que es así de simple. No es que sea difícil sino que nosotros nos empeñamos en nuestros apegos y nuestras resistencias. Lo hemos dicho en la página principal en palabras de Mabel Katz.

Lo mismo que ya dijo Einstein.

¿Quieres una vida feliz? Suelta lo que te impide ser feliz. Desata tu culpabilidad. En el libro de La Ingeniosa se aclara más en detalle la observación inconsciente y el cómo sanarse. Disponible en ebook e impresión. ¡Feliz día!