3 formas de Dejar de tener MIEDO

“Si yo muero, muere quien más amó a mi hija.
Por lo tanto, debo levantarme.”

Valeria Schwalb, escritora argentina

¿Qué harás ahora? ¿Apuestas al 180%? ¿Sí o no?

LA RESILIENCIA por NóelOdanen

“Te vas hasta donde puedas ver. Una vez allí, serás capaz de ver más allá.”

Zig Ziglar, empresario estadounidense.

Fui maltratada física y psicológicamente por un arrasador hitleriano durante algunos años. Tuve miedo de salir a la calle. Tuve miedo de que entrara a mi casa. Tuve miedo por las noches. Tuve miedo cuando sonaba el teléfono. Tuve miedo de que me robaran a mi hijo.

Y lo robaron. Recuerda que lo que resistes, persiste, y lo que enfocas, atrae. Perdí a mi hijo pequeño de 3 años, 8 meses y 16 días por sentencia judicial el 28 de octubre de 2016 en Berlín, Alemania. Desde entonces, el nenito nunca más logró volver a los brazos de esta madre que escribe ni a sus juguetes. Yo, la madre que traza hoy este artículo -casi 2 años después-, tuvo mucho miedo, perdió la lucidez, se desembarazó de la casa de alquiler, el coche se rompió y su honra quedó espolvoreada en el pavimento del juzgado de Tempelhof Kreuzberg. Con 1 maleta y el rostro duchado en lágrimas, una voz interna me dijo entonces: “márchate, o nunca serás feliz.” Y tuve miedo. Mucho miedo.

¿Cómo superar el miedo?

Hice caso a esa voz interna y me marché al mundo a encontrar respuestas.

1.- BEBE DE REFERENCIAS NUEVAS

Recorrí países y seminarios. Entrevisté a mentores y personas anónimas. Leí muchísimos libros sobre desarrollo personal, biografías y entrevisté a otros seres humanos que tuvieron miedo y lo superaron… aprendí sobre fe, esperanza, fuerza de voluntad, valor y demás atributos que tienen las leonas… y con la ayuda y el cariño de mi familia y con el cariño de muchísimas personas que están en mi camino y me apoyan. No hay otra forma más que esta. Al beber de referencias nuevas, pude identificar mi dolor. Encontrado el daño, aprendí nuevas formas de ver las cosas… Al aprender nuevas maneras, fui capaz de ver más allá de mi dolor…

2.- VER MÁS, HARÁ QUE TE LEVANTES

Hoy, como digo, casi 2 años después, tengo la capacidad de observar y asimilar nuevas formas de hacer las cosas, tengo la tenacidad de recorrer un nuevo camino y ejercito la paciencia necesaria para aprender a amar profundamente y durante mucho tiempo sin apegos. Superé el Miedo. Me entregué al Amor.

3.- QUIEN SE LEVANTA, SE LEVANTA

¿Desafíos superados? Depresión post-pérdida, actitud de víctima, pérdida del hogar, acumulo de deuda judicial, reducción de ahorros, programación web, minimalismo, veganismo, 6 libros publicados como autora independiente, conferencista internacional y alta autoestima. Recuperar mi vida fue lo que gritó mi aliento. Eso es resiliencia, querido lector: la capacidad profunda de levantarte a un camino desconocido cuando no puedes ni levantarte. Como lo hizo Valeria Schwalb, quien perdió a su hija pequeña Julietta por una enfermedad y hoy es autora de 2 libros y la llaman “la sanadora de almas”. Así se supera el miedo.

Hoy tengo sueños, amor y progreso. Mi trabajo es alentar a personas anónimas para que crean en sí mismas y muestren su mejor versión al mundo.

“Sigue adelante.
No importa qué.
Sigue adelante.”
Robin Williams, actor estadounidense

¿Quieres saber las 3 claves para superar el miedo?

¿Quién tiene experiencia con superarse? Quien bebe de referencias nuevas, será capaz de ver más allá. Y, el ver más, quizás, haga que te levantes. Y quien se levanta, comienza a andar… o a amar.

El rol de la mujer en esta nueva era, nosotras, como mujeres, es muy útil. Las mujeres somos el ejemplo. Nosotras, ya por instinto, buscamos placer y amor para una misma y lo compartimos con los demás. Somos Amor. ¡Aprendamos a amarnos, queridas lectoras! Cuando una mujer se ama y se acepta a sí misma, practica con el ejemplo y ama más a su manada y a su entorno. Una mujer que se aprecia a sí misma, le enseña a sus hijos a amarse y a aceptarse. No hay nada mejor en la vida que una mujer en paz. Una mujer sin miedos. Una mujer llena de amor, de confianza en sí misma. Una mujer llena de felicidad. Ya lo dice el refrán: madre contenta, casa contenta. Por ello, de nuevo, felicidades por estar aquí. Es esencial que las mujeres sean felices, desaten su pasión, la vivan plenamente, hagan lo que aman y confíen en ellas mismas, en su conocimiento, en su pasión, en su negocio, en su potencial, en su amor, en su actitud, en su belleza, en su sonrisa, en sus manos, porque mujeres felices crean hijos felices, y los hijos felices crean familias y negocios felices. ¡Una mujer feliz es una mujer con éxito! ¡Tu éxito es el éxito de los demás!

Encuentra el vídeo también en mi canal de Youtube.

Cuando tu miedo se marcha deja una persona que va camino a ser una líder

Inspírate con lo que apliqué para llegar a quien soy hoy y practícalo ►► haz clic aquí 

Por clemencia, apasionados del mundo, ¡¡desaten su poder interior!! ¡¡Que está ahí!!

►► Nóel Odanen – Autora y filántropa – NO al maltrato. ¡Cambia la opresión en oportunidades! ¡Desata tu #Pasión ! www.noelodanen.com