En un entorno económico como el actual, caracterizado por una economía globalizada y altamente competitiva, las personas necesitan encontrar mecanismos que les permitan mejorar su gestión y sus resultados, atrayendo y fidelizando a sus clientes, ser una bendición para sus familias y siendo lo más eficientes posible en la gestión de nuestros talentos y los procesos internos.

En este contexto, la auto-evaluación total, es una nueva forma de gestión personal que trata de hacer la vida más competitiva, mejorando la satisfacción propia y de todos aquellos otros grupos con interés en ella, como son los familiares, sus compañeros de trabajo, los miembros de la sociedad en que se ubica, etc. La definición de un plan de vida de calidad total o de excelencia requiere, como paso previo, el conocimiento de la situación actual personal, es decir de la excelencia de su gestión y de sus resultados. El medio más completo consiste en la realización de una autoevaluación conforme a los criterios de un modelo.

Empezemos:

Preguntas de conciencia personal:
1. ¿Cuál es mi mayor activo?
2. ¿Cuál es mi mayor responsabilidad?
3. ¿Cuál es mi máximo más alto?
4. ¿Cuál es mi mínimo más bajo?
5. ¿Cuál es mi emoción más valiosa?
6. ¿Cuál es mi emoción menos valiosa?
7. ¿Cuál es mi mejor hábito?
8. ¿Cuál es mi peor hábito?
9. ¿Qué es lo más gratificante para mí?
10. ¿Qué valoro más?

Recomiendo, como siempre, tomarse tiempo para contestar estas preguntas. Estos pasos no se tratan de algo que meramente estoy sacando de la chistera. Lo que me gustaria realmente, ahora mientras lees esto, que pensaras de verdad, que te tomaras tiempo para ti mismo: si supieras (y esto significa con ausencia de duda), …si supieras, (igual que sabes montar en bicicleta o conducir tu coche)… si supieras, con certeza absoluta, basada en experiencias pasadas, que tienes este poder, o esa habilidad, o talento, esa auténtica y única cualidad de manifestar algo en tu vida que crees que falta en tu vida, ¿qué sería?

Es tomar tu propio poder interno comenzando por tener una certeza tan clara que te pondrá en contacto con aquello que te alinea con ello. Eso proporciona más certeza aún y es así como sanamos de nuestras creencias autodestructivas, cambiarlas, para tomar responsabilidad sobre neustra vida y practicarla, a nuestra imagen y semejanza, diariamente. Cuando dejamos de sentirnos separados de nosotros mismos, la unión será lo que encontraremos.

Más pasos de autoevaluación en mi último libro La Ingeniosa. Si lo pides hoy te llegará antes de Navidad.

Feliz diseño y fin de semana te desea esta profesional de las letras ☺