“La libertad, Sancho,
es uno de los más preciosos dones
que a los hombres dieron los cielos;
con ella no pueden igualarse los tesoros
que encierran la tierra y el mar:
por la libertad, así como por la honra,
se puede y debe aventurar la vida.”
Cervantes, escritor manchego

Al final de cada puerta

una imagen.

Al final de cada rio

un nombre.

Al final de cada materia;

una cifra.

 

Galopando silabas,

en el virginal valle de una hoja,

me desboco, me pierdo

en la intrínseca largura de una frase.

El cabalgar de mi lápiz o pintura

eleva nubes que oscurecen el aire

de mi materia solitaria y polvorienta

impidiendo ver más allá de ella.

¿Dónde estás?

¿Dónde te encuentras?

Año tras año,

rio,

fecha detrás,

fecha delante,

siempre en el mismo renglón

mas

en la cabeza de los otros, siempre

esa imagen,

ese nombre,

esa cifra,

en sus bacas y sus lenguas,

sin poder evitar, siempre;

esa nada,

esa ausencia,

esa nostalgia.

 

Para cuando responderles quiero

para

cuando responderme quiero,

huelo

a sal y madera,

veo;

al siempre buscado;

y me despido,

involuntaria,

y me marcho,

presa yo,

-cuando creía ser ley-

a apestar la tierra,

a preñar la mar.

A Dumbo

►► Nóel Odanen – Autora y filántropa – NO al maltrato. ¡Cambia la opresión en oportunidades! ¡Desata tu #Pasión ! www.noelodanen.com