“Imposible es solo una gran palabra arrojada a boleo por personas pequeñas a las cuales les resulta más fácil vivir en el mundo que les han dado, que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho. Es una opinión. Imposible no es una declaración. Es un desafío. Imposible es aleatorio. Imposible es temporal. Imposible no es nada. No hay nada imposible.”

Muhammad Ali

No me arrepiento de las dificultades y desafíos. Considero que me ayudaron a convertirme en la persona que soy hoy.

Por lo tanto, mi HEO (problema emocional humano), mi trauma, ya no es mi historia. Cuando escribo o hablo sobre el pasado ahora y de cómo perdí a mi hijo, siento como si estuviera hablando de algo que ya no tiene nada que ver conmigo. Todo lo que tengo es el presente, en el aquí y ahora, son mis acciones, mi presencia vinculada a la importancia de cumplir mi misión: inspirar a vivir la pasión. Hoy me siento en forma, como una leona debe sentirse tras años de entrenamiento: no recuerda los detalles de todo lo que aprendió, pero sabe como atacar en el momento adecuado.

Si puedes mirar hacia arriba, puedes levantarte. Y ahora es el momento…